Inspección Avanzada de Casas · Humedad oculta dentro de los Muros y Pisos · Filtraciones en Azoteas

El concreto (hormigón) por su naturaleza es un material muy poroso - después de colar el cemento el agua utilizada para la mezcla tiene que evaporarse, dejando pequeños espacios vacios durante el proceso, como una fina red de capilarios. El agua puede levantarse desde el subsuelo arriba en los muros a través de esa red de capilarios - eso si la casa no tiene lo que se llama una barrera de vapor entre la mampostería (zapatas) y los bloques de hormigón. En poco tiempo eso genera eflorescencias blancas de sales de calcio, visibles en la parte inferior de las paredes con problema. Además genera un ambiente húmedo e insalubre dentro de la casa. Con el tiempo este fenómeno puede afectar seriamente la resistencia de un muro de carga. Remediar ese problema después de la fase de construcción es un proceso muy difícil y costoso, en algunos casos casi imposible.

Las construcciones nuevas generalmente emplean un recubrimiento bituminoso entre la mampostería y la primera fila de bloque, con el fin de detener la acción capilar del concreto, pero no siempre aplica en caso de las construcciones antiguas.




Durante nuestras inspecciónes avanzadas de casas primeramente utilizamos la cámara termográfica para comprobar si hay diferencias de temperatura que indican la presencia de la humedad dentro de la estructura. Luego confirmamos nuestras observaciones mediante un medidor profesional de humedad que nos indica en que cantidad esa se encuentra dentro de los muros y pisos:


El medidor de humedad nos confirma que en esa esquina hay un problema de filtración:


Aplicamos el mismo método para detectar si hay filtraciones en las azoteas de concreto. Cabe mencionar que en caso de problemas de filtracion que no son muy graves las zonas afectadas se pueden detectar solamente durante o despues de un periodo de lluvias fuertes, cuando hay grandes cantidades de agua ejercitando presión sobre la azotea - bastante para poder penetrar las grietas mas finas. En condiciones de clima seca lo que se puede hacer es regar varias veces la azotéa con una manguera y esperar que el agua busque su camino por las grietas para detectar los posibles problemas de filtración - pero ese método nos permite detectar únicamente los casos severos en cuales cualquier pasada de lluvia puede penetrar el techo, obviamente una serie de riegos encima de la azotéa nunca podría imitar la amplitud de un ciclón tropical.
  • Compartir

0 Comentarios

Publicar un comentario